Comunicado de la ASOCIACION ESPAÑOLA DE FARMACEUTICOS CATOLICOS

Comunicado de la ASOCIACION ESPAÑOLA DE FARMACEUTICOS CATOLICOS ante la decisión del gobierno del Partido Popular de retirar el ANTEPROYECTO DE LEY ORGANICA PARA LA PROTECCION DE LA VIDA DEL CONCEBIDO Y DE LOS DERECHOS DE LA MUJER EMBARAZADA

Introducción

La AEFC constituida legalmente el 6 de mayo de 1992, forma parte de la Federation  Internationale des Pharmaciens Catholiques con sede en Bruselas y creada  a su vez en 1950. Entre sus objetivos figura el promover la ética profesional en el campo de la salud y de la vida.

De acuerdo con el cuarto principio general de su Código deontológico “El farmacéutico colaborará con las administraciones Sanitarias  para hacer efectivo el derecho a la salud de las personas”.

Por esta razón hemos preparado este comunicado dirigido a las Autoridades Sanitarias en general y al Presidente del gobierno, Sr. Rajoy en particular.

Puntos clave

No pretendemos hacer un extenso trabajo con la numerosísima bibliografía científica existente al respecto sino hacer hincapié en los puntos clave que la nueva ley debía defender y apoyar clara y decididamente: La defensa de la vida del nuevo individuo desde el momento de su concepción y la defensa de la mujer embarazada a la que se le debe prestar todo tipo de ayuda y asesoramiento, con el fin de que siga adelante con su embarazo, neutralizando y liberándola de las posibles coacciones a las que pueda ser sometida, todo ello basado en:

Razones Científicas

 La fecundación inicia el proceso para la formación de un nuevo ser humano, distinto al padre y a la madre, que se desarrolla por sí mismo aunque muchas de sus capacidades necesiten todavía un tiempo para abrirse y poder actuar. La biología reconoce que en el cigoto resultante de la fecundación está ya presente la identidad biológica de cada nuevo ser humano.

La genética moderna muestra que ya entonces se encuentra fijado el programa molecular de ese nuevo ser humano que le otorga una identidad genética única. Por tanto, el fruto de la generación humana exige el respeto incondicionado que es moralmente debido al ser humano. Y, por eso, a partir de ese momento se le debe reconocer los derechos de la persona, principalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida.

 Por  tanto la ciencia ha dejado claro los hechos, y en consecuencia no es necesario acudir a cualquier creencia o teoría para concluir que nos encontramos ante la vida de un individuo de la especie humana, merecedor del máximo respeto por su vida.

Razones Sociales

 Entendemos que debe ponerse un acento especial en la prevención de embarazos no deseados para lo que debe promoverse una educación en la responsabilidad  que corresponde a los padres y a través de éstos en las instituciones educativas donde se considere preciso.

 Para evitar cualquier responsabilidad, es decir,  para proteger a los ciudadanos irresponsables se ha dado una anómala, aberrante solución en la ley 2/2010, donde se eleva a categoría legal  el asesinato de un inocente. ¿Tiene sentido que en una sociedad civilizada donde se ha suprimido la pena de muerte se considere legal matar a un inocente?

 Objeción de conciencia

 La objeción de conciencia es un elemento característico e inseparable de un estado de derecho, así está recogida en nuestra Constitución; pero sin desarrollar adecuadamente. Las profesiones sanitarias existen en tanto en cuanto sea preciso salvar vidas, y cuando esto no sea posible, aliviar el sufrimiento o paliar la enfermedad.

 “Los farmacéuticos, como profesionales sanitarios, tenemos la responsabilidad de promover la salud y la vida, desde la del cigoto hasta el enfermo terminal. Esta es nuestra identidad.”

 En estos momentos es evidente que:

1º Existe el aborto químico, a base de productos contemplados como medicamentos a dispensar en la farmacia

2º Que el médico solo, no realiza los abortos, necesita que colaboren con él, farmacéuticos dispensando productos medicamentosos, enfermeras, auxiliares, incluso celadores y personal administrativo y que a todas estas personas les asiste el derecho a la objeción de conciencia.

 Conclusión

Estamos profundamente decepcionados, ante la retirada del anteproyecto de ley orgánica para la proteccion de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada y esperamos del presidente del gobierno, Sr. Rajoy, que tenga la honestidad y responsabilidad de replantearse de nuevo la reforma, ya que está en juego la salud y la vida de muchas mujeres y niños.  

 No dejaremos de seguir trabajando por defender la dignidad de toda persona humana, que el Sr. Rajoy no ha tenido la valentía de defender a través del ya retirado Anteproyecto de Ley, a pesar de haberse comprometido a hacerlo antes de ser elegido presidente.

Madrid, 20 de octubre de 2014

FacebooktwittermailFacebooktwittermailby feather