Asociación Española de Farmacéuticos Católicos | Quiénes somos
14908
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-14908,cookies-not-set,vcwb,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Quiénes somos

Historia de la Asociación: 3 hitos

La asociación nace en Madrid en el año 1992 por iniciativa de José Carlos Areses, un farmacéutico comunitario que reparó en las dificultades que, entonces y ahora, algunos compañeros encuentran en el ejercicio profesional cuando tratan de ser coherentes con sus creencias. José Carlos fue muy sensible en responder a la solicitud de san Juan Pablo II que, en el discurso que dirigió a la Federación Internacional de Farmacéuticos Católicos el 3-XI-90 nos pedía a los farmacéuticos darnos cuenta de que la Iglesia necesitaba nuestro testimonio. En definitiva creó esta Asociación en España (en otros países de Europa ya existía) para apoyar y respaldar a los profesionales que deseaban ejercer su profesión según las enseñanzas evangélicas. Y junto a él, el incondicional apoyo de nuestra compañera ya fallecida, María Dolores Jiménez Caballero. Así nació la Asociación Española de Farmacéuticos Católicos (AEFC) a la que enseguida se le unieron otros farmacéuticos, al principio de Madrid pero luego de toda España.

Antecedentes
  • Existencia de la Federación Internacional de Farmacéuticos Católicos (F.I.F.C.) desde 1950.
  • Respuesta a la solicitud del Santo Padre respecto a la necesidad que la Iglesia tiene de nuestro testimonio. (Discurso a la F.I.F.C. el 3-XI-90).
Discurso del Papa

(Fecha. la asociación aparece como respuesta al discurso. “la Iglesia tiene necesidad de vuestro testimonio”

 

Extracto del discurso del Santo Padre para F.I.F.C.

 

“Está claro que la distribución de medicamentos, lo mismo que su concepción y su uso, debe ser reglamentada por un código moral riguroso, observado con esmero. El respeto de este código de comportamiento supone fidelidad a ciertos principios intocables que la misión de bautizados y el deber de testigos cristianos hacen particularmente actuales.”

 

“Todo esto exige por parte del farmacéutico una reflexión que se renueve incesantemente. Las formas de agresión contra la vida humana y contra su dignidad son cada vez más numerosas, sobre todo mediante el recurso a medicamentos, siendo que estos no deben ser jamás utilizados contra la vida, ni directa ni subrepticiamente.”

 

“El farmaceútico tiene el deber de ser un consejero atento para quienes se procuran medicinas, por no hablar de la ayuda moral que puede proporcionar a todos aquellos que, tras comprar un producto, esperan también de él un consejo, un motivo para confiar y un camino para seguir.”

 

“Para el farmacéutico católico la enseñanza de la Iglesia sobre el respeto a la vida y a la dignidad de la persona humana desde su concepción hata sus últimos momentos es de naturaleza ética y moral. Adherirse a esta enseñanza representa seguramente un deber difícil.”

 

“La Iglesia tiene necesidad de vuestro testimonio”

 

(Discurso del Papa Juan Pablo II a la F.I.F.C. el 3-XI-90).

Constitución de la Asociación y Estatutos

Constitución: La Asociación Española de Farmacéuticos Católicos es de ámbito nacional y ha sido constituida legalmente el 6 de mayo de 1992.

 

  • D. José Carlos Areses Gandara, fundador de la AEFC, narra un breve relato de cómo se constituye la Asociación, con motivo del XXV Aniversario de la AEFC. “… me enteré que había en Europa una Federación de Farmacéuticos Católicos y me fui con mi mujer a Bélgica, donde se celebraba un Consejo General de la FIPC. Tuve la suerte de dar con Piero Uroda y con cierta dificultad me dijo que la FIPC se había creado en el año 1950, y a ella pertenecían Italia, Bélgica, Francia, Alemania, Austria, y Suiza. Me dijo también que el año 90 habían sido recibidos por el Santo Padre Juan Pablo II, y de una forma concreta había señalado que la Iglesia necesitaba del testimonio de los farmacéuticos católicos”. (descargar pdf)

 

Estatutos: (descargar pdf)

NECESIDAD DE LA ASOCIACIÓN

Somos un grupo de farmacéuticos abiertos a todos los compañeros que comparten nuestra inquietud de dar el testimonio de rectitud moral, humana y profesional, propios de un cristiano.

  • Por la exigencia de una mejor formación del farmacéutico a nivel ético-profesional.
  • Por la fuerza que da la unión de los farmacéuticos católicos en su actuación profesional.
  • Por la contribución a la mejora del ambiente social y moral.

Fines y objetivos

La AEFC promueve el debate y la profundización en los temas de bioética y ética farmacéutica, con el deseo de contribuir eficazmente al respeto y promoción de la vida humana.

ELEVAR

el nivel profesional y moral de nuestra profesión, promoviendo la ética profesional.

ASESORAR

a los farmacéuticos que se vean involucrados en problemas de tipo ético profesional.

COLABORAR

con otras asociaciones para que los medicamentos lleguen a países en desarrollo.

DIFUNDIR

los principios cristianos en relación con nuestro ejercicio profesional.

ESTUDIAR

y dar solución teórica y práctica a problemas de ética farmacéutica.

ORGANIZACIÓN y FINANCIACIÓN

La Junta Directiva está formada por un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario, un Vicesecretario, un Tesorero y seis Vocales.  Así mismo, contamos con un Asesor Espiritual nombrado por la Conferencia Episcopal, para orientar a la Asociación respecto de la Moral Católica y con una Asistente Administrativa.

 

La asociación promociona los medios necesarios para encauzar las inquietudes ético-profesionales y elevar, al mismo tiempo, el nivel profesional y moral de nuestra profesión.

Así pues ofrecemos publicaciones, lanzamos un boletín cuatrimestral,  convocamos un concurso anual de “El Farmacéuticos en la Defensa de la Vida”, además de organizar simposios y conferencias.

 

En cuanto a nuestra financiación nos apoyamos en dos instrumentos:

  • Aportación de cuotas de 50€ / año por medio de los socios.
  • Donativos y subvenciones.

¿Quieres saber más información? consulta nuestras FAQs

CONSULTAS A AEFC
¿TIENES ALGUNA DUDA O QUIERES HACERNOS UNA CONSULTA?